Tachurí Canela en Arditi, La Plata (Buenos Aires)

Tachurí Canela 13x 18 H

DESCRIPCIÓN. Mide 9 cm. Muy pequeño; capuchón negro con finas listas blancas y ligera ceja; dorso pardo acanelado; alas oscuras con líneas canelas más claras; resto del pecho y vientre blancos ocráceos; en los costados del cuello y flancos canela anaranjado. Hembra: muy similar; sin capuchón negro ni flancos anaranjados.

COMPORTAMIENTO. Confiado y curioso, pero debido a su pequeño tamaño suele pasar inadvertido y resulta difícil de ver. Se posa en los alambrados, en los hilos más bajos, junto a la vegetación en pastos y arbustos, solo o con su pareja. Los que nidifican en la provincia de Buenos Aires migran en otoño-invierno al norte.

HÁBITAT. Pastizales naturales, junto a otras plantas como el nabo silvestre. Busca lugares con agua o cercanos a ella; también se lo puede ver en las cunetas de los caminos rurales.

ALIMENTACIÓN. Insectos pequeños y medianos, que captura con el pico. Anda siempre activo entre ramitas y hojas en busca de su comida.

NIDO. Construye una semiesfera compacta que ubica en horquetas de cardos u otras hierbas, a baja altura entre 30 y 70 cm del suelo. Está hecho de pastitos secos y fibras vegetales; el interior se halla revestido de materiales más finos y suaves, como flores de cardos y telarañas. Pone 3 huevos cremosos. La hembra se dedica a la incubación; mientras, el macho no se aleja demasiado de su territorio. Los pichones son alimentados por ambos padres en el nido, pero la mayor actividad la realiza la hembra, mientras el macho vigila el territorio.

SITUACIÓN. Escaso. Amenazado. Sus poblaciones tienden a reducirse, tal vez por la disminución de los pastizales.

DISTRIBUCIÓN. Desde Venezuela, salvo Ecuador, Perú y Chile; en Argentina hasta el sur de la provincia de Buenos Aires.

Fotos de Walter Buffarini

Leave a Comment