Anambé Común hembra en PN El Palmar (Entre Ríos)

NI Anambé Común Hembra

DESCRIPCIÓN. Mide 15 cm. Cabeza negra brillante, con un semicopete; espalda negra; garganta, pecho y vientre grises oscuros; alas negras con líneas blancas marcadas; cola negra con las puntas de las plumas blancas. Hembra muy distinta: cabeza parda grisácea; espalda parda; garganta, pecho y vientre amarillentos; alas negras con líneas canelas; cola oscura con punta de las plumas canela.

COMPORTAMIENTO. En parejas, entre el follaje a media o considerable altura, emite pausadas notas piu…piu…piupiupiu. Migrador, se reproduce y luego parte hacia el norte en otoño-invierno.

HÁBITAT. Bosques y selvas ribereñas, arboledas antiguas como las de cascos de estancias. También en parques y jardines.

ALIMENTACIÓN. Insectos voladores. Los atrapa con el pico realizando vuelos verticales cortos para luego volver a la rama desde la que partió; también los captura entre las ramas.

NIDO. Lo construye en los árboles a diferentes alturas. Es una esfera con una entrada pequeña en la parte superior. Utiliza materiales variados como pastos secos, tallos, hojas, lana, corteza y líquenes, que acomoda de manera desprolija, pero aun así la estructura es muy consistente. Recubre el interior con plumas y hojas. Pone 3 ó 4 huevos ocráceos o pardos con manchas negras y grises, que demandan una incubación por parte de la hembra de 18 días. Al nacer los pichones permanecen en el nido, los padres los alimentan por unos 22 días hasta que aprenden a volar.

SITUACIÓN. Escaso. Sus poblaciones son estables, no presentan riesgo de conservación.

DISTRIBUCIÓN. Desde Guatemala, salvo Chile; en Argentina por el norte hasta el norte y el este de la provincia de Buenos Aires.

Dejá un comentario