Jote Cabeza Negra en Ruta 60, Provincia de Córdoba

NI Jote Cabeza Negra

DESCRIPCIÓN. Mide 53 cm. Negro, se diferencia del jote cabeza roja porque en vuelo se le ve una mancha blanca en las puntas de las alas y el resto del ala negra; cabeza negra y cola más corta.

COMPORTAMIENTO. Se mueve en grupos numerosos según la oferta de alimento. Es más confiado que el de cabeza roja. Se suele ver varios ejemplares posados en los árboles con las alas abiertas para tomar sol.

HÁBITAT. Casi todos los ambientes; es común en lugares llanos y sin vegetación -al contrario de lo que ocurre con el de cabeza roja-; en zonas en donde la agricultura avanzó mucho, se desplaza hacia otras nuevas áreas.

ALIMENTACIÓN. Es carroñero y se reúne en grandes grupos para comer. Prefiere los cadáveres de animales de mayor porte. Lleva a cabo grandes disputas para determinar quién se alimenta primero. Es más agresivo que el jote cabeza roja a la hora de comer. Desgarra con el pico las partes más blandas de los grandes animales muertos.

NIDO. Anida como el jote cabeza roja, pero frecuenta más los huecos de las plantas como el ombú u otros árboles, para depositar sus 2 huevos blancos con manchas castañas y grises. La incubación dura unos 40 días. Los pichones se quedan en el nido durante 10 semanas y son alimentados por ambos padres mediante regurgitaciones hasta sus primeros vuelos. Luego siguen a los adultos durante un largo período para conocer los lugares de alimentación.

SITUACIÓN. Escaso. Más frecuente que el de cabeza roja, sin graves problemas en sus poblaciones.

DISTRIBUCIÓN. Desde América del Norte hasta la totalidad de Argentina.

Fotografía de Lucas Sanz

Dejá un comentario