Dormilona Cara Negra en Mar de las Pampas (Buenos Aires)

NI Dormilona Cara Negra

DESCRIPCIÓN. Mide 15 cm. De postura erguida y patas largas; cabeza oscura y cara negra; espalda, alas y cola oscuras; garganta, pecho y vientre grises claros. Juvenil: sin cara negra.

COMPORTAMIENTO. Casi siempre en el suelo, también se la puede ver posada en alguna mata o un arbusto. De carácter confiado, abre y cierra la cola cuando se encuentra sobre el suelo. En pequeños grupos o solitaria, nidifica en la Patagonia y migra al norte en el invierno.

HÁBITAT. En el verano en estepas andinas, a menudo cerca del agua, mientras que en la época de invernada busca zonas abiertas pedregosas húmedas y con poca vegetación. En Buenos Aires se la llega a ver en los parques de las grandes ciudades y áreas rurales.

ALIMENTACIÓN. Insectos que captura con el pico en el suelo realizando corriditas tras ellos, también larvas y huevos.

NIDO. Lo ubica en el suelo, en grietas o huecos entre las rocas. Se trata de una semiesfera de pastos secos y raicillas, cuyo interior es revestido con abundantes plumas y lana. Pone 2 ó 3 huevos blancos con pintas y rayas rojizas y pardas. Los pichones permanecen en el nido por unos 18 días, período en el cual son alimentados por ambos padres; luego, al completar su plumaje aprenden a volar.

SITUACIÓN. Escasa. Sus poblaciones son estables, no presentan riesgo de conservación.

DISTRIBUCIÓN. Chile, Perú y Uruguay; en Argentina en toda la Patagonia andina; en invierno migra hacia el este; por lo que abarca casi todo el país.

Dejá un comentario