Garza Mora en Villa del Plata, Ensenada (Buenos Aires)

NI Garza Mora

DESCRIPCIÓN. Mide 75 cm. La más grande de nuestras garzas. Espalda y alas grises; corona con largas plumas nucales negras; línea discontinua negra en la zona frontal del cuello; a los lados del cuerpo negra; resto del cuello y vientre blanco o grisáceo. Juvenil: de colores más apagados.

COMPORTAMIENTO. Solitaria, de andar muy lento y sigiloso, con frecuencia sale volando antes de ser descubierta, muy asustadiza y arisca; tiene un aleteo elegante y pausado.

HÁBITAT. Lagunas con vegetación abundante y poca profundidad, para ocultarse o pasar desapercibida, entre los juncos, duraznillos o espadañas; costas de ríos o sus desembocaduras.

ALIMENTACIÓN. Anfibios, reptiles y peces son su comida más buscada. Los captura con un fuerte picotazo al estilo de una lanza; no deja pasar nada que esté al alcance de su pico.

NIDO. Siempre en colonias, puede estar asociado a otras especies acuáticas como cigüeñas y otras garzas. Lo construye en árboles o, preferentemente, en juncales tupidos. Se trata de una plataforma grande y sólida de juncos o ramas sobre el agua, por lo general en lo profundo de la laguna. En su interior deposita 3 huevos celestes. Los pichones son alimentados mediante regurgitación por ambos padres. Las crías permanecen en el nido hasta completar su plumaje y después abandonan el nido y a sus padres.

SITUACIÓN. Común. Sus poblaciones son estables, no presenta riesgo en su conservación.

DISTRIBUCIÓN. Desde Panamá hasta el sur de Argentina, salvo la zona cordillerana.

Fotografía de Enrique Sanz

Dejá un comentario