Paloma Antártica en Punta Rasa, Buenos Aires

DESCRIPCIÓN. Mide 35 cm. Robusta; totalmente blanca con pico corto y grueso, de color amarillento con punta negra; cara rosada sin plumas; patas oscuras y gruesas. No pertenece a la familia de las palomas. Se la denomina así sólo por su gran parecido, sin dejar de ser un pariente cercano.

COMPORTAMIENTO. Muy confiada, solitaria o en grupos dispersos, camina muy lento o corre dando saltitos. Por lo general se la ve parada quieta sobre alguna piedra.

HÁBITAT. Frecuenta las costas de mar, busca principalmente las colonias de lobos marinos, se la ve también en los puertos pesqueros, como el de Mar del Plata.

ALIMENTACIÓN. Es oportunista, consume los desperdicios de las colonias de aves y mamíferos marinos. Es común verla comer restos en los puertos pesqueros o en las playas, por lo que es muy útil para la limpieza de las costas marinas.

NIDO. Nidifica exclusivamente en la Antártida e islas aledañas, entre las rocas cerca de la costa. El nido es una depresión en el suelo rodeada por pastos y otras plantas, donde deposita 3 huevos blancos con manchas y salpicado de pardo oscuro. Los pichones son alimentados por ambos padres hasta que aprenden a volar.

SITUACIÓN. Común. Sin problemas de conservación en sus poblaciones.

DISTRIBUCIÓN. Se reproduce en la Antártida e Islas del Atlántico Sur: Georgias, Sandwich, Orcadas y Shetland; en el invierno migra al norte por la costa y llega hasta Uruguay y sur de Brasil, se la ve también en Chile.

Dejá un comentario