Chotoy en Poblet, La Plata (Buenos Aires)

DESCRIPCIÓN. Mide 18 cm. Corona castaña; cara pardusca; “barba” amarilla y garganta negra rodeada de blanco; espalda parda con estrías negras; alas pardas con estrías negras y hombros rojizos; pecho y vientre acanelados; larga cola parda terminada en dos destacadas puntas muy finas. Juvenil: similar, más pálido, con la cola más corta y menos llamativa y sin banda amarilla.

COMPORTAMIENTO. Confiado pero difícil de ver, más bien esquivo, anda en parejas o en grupos familiares. De vuelo rápido, desaparece velozmente entre la vegetación densa, en los árboles, y en los pastizales. Su canto semeja una rápida risita burlona.

HÁBITAT. Prefiere frecuentar las áreas abiertas con árboles y arbustos nativos aislados, montes o campos arbustivos, matorrales y áreas rurales.

ALIMENTACIÓN. Insectos, sus larvas y huevos, que obtiene hurgando entre los árboles, arbustos e incluso pastizales.

NIDO. Construye un nido grande y a veces visible a baja altura, en arbustos o en árboles. Tiene forma de botellón con un largo túnel horizontal que se apoya sobre alguna rama (en forma de brazo extendido). Está hecho de palitos con o sin espinas. La distancia de la entrada a la cámara de cría mide unos 45 cm, aunque puede alcanzar hasta 80 cm de largo. En la cámara, donde suelen colocar raicillas y otros materiales suaves, deposita 4 ó 5 huevos blancos. Al nacer, los pichones son alimentados por ambos padres.

SITUACIÓN. Común. Sus poblaciones son estables, no presentan riesgo en su conservación.

DISTRIBUCIÓN. Bolivia, Paraguay, Brasil y Uruguay; en Argentina por el noreste hasta el norte de la provincia de Buenos Aires.

Dejá un comentario