Choca Corona Rojiza en San Pedro (Buenos Aires)

Fotografía: Enrique Sanz

DESCRIPCIÓN. Mide 16 cm. Corona rojiza; espalda y alas pardas; garganta blancuzca; pecho barrado de negro; vientre canela blancuzco; cola rojiza, con la parte interior barrada de blanco y negro; ojos rojos. Hembra: corona y cola rojizas; parte ventral acanelada y con poco o leve barrado en el pecho.

COMPORTAMIENTO. Se mueve en los estratos bajos y medios de la vegetación densa. Anda en parejas o solitaria, confiada, pero oculta y difícil de ver. Realiza pocos y cortos vuelos. Voz estridente y repetidas notas nasales.

HÁBITAT. Bosques, montes tupidos, áreas abiertas con manchones de arbustos o árboles. Busca zonas húmedas con pastizales tupidos y algunas plantas aisladas, es decir, vegetación abundante que le permita ocultarse.

ALIMENTACIÓN. Invertebrados como arañas, orugas, insectos y sus huevos, a los que captura con el pico. También ingiere frutos.

NIDO. Ubicado entre pequeñas ramas paralelas o en horquetas, por lo general a baja altura en montes o enredaderas. Tiene forma de semiesfera. Está elaborado con fibras vegetales y amarrado a las ramas mediante abundantes telarañas. El interior se halla tapizado de materiales suaves como pajitas muy finas y crines. Pone 3 huevos blancos con manchas pardas, grises y violáceas. Macho y hembra se encargan de la incubación como también de la alimentación y cuidado de los pichones en el nido.

SITUACIÓN. Escasa. Sus poblaciones se encuentran estables, no presentan riesgo en su conservación, pero su hábitat se encuentra en constante retroceso.

DISTRIBUCIÓN. Brasil, Paraguay, Bolivia, Perú y Uruguay, en Argentina por el noreste hasta el noreste de la provincia de Buenos Aires.

Fotografía principal (Terraplén de Berisso): Walter Buffarini

Dejá un comentario